Certificación de la carne a China podría diferenciar a Uruguay de la competencia y valorizar el producto uruguayo

 Certificación de la carne a China podría diferenciar a Uruguay de la competencia y valorizar el producto uruguayo

En el marco de la posible certificación de la carne para exportar a China -la cual podría quedar operativa en el correr del año 2018-, Federico Stanham, presidente del Instituto Nacional de Carnes (Inac) dijo, en Valor Agregado en Carve, que las condiciones que los mercados exigen cada vez son más exigentes y esto, para Uruguay, “es la gran oportunidad”. Stanham sostiene que China le está proponiendo a Uruguay certificar un atributo que no tiene ni Argentina ni Brasil, lo que va servir para continuar diferenciandonos.  

Contó que en la historia del comercio entre Uruguay y China se han ido generando protocolos en la medida que el gigante asiático ha mejorado las condiciones de acceso sanitario, “y los protocolos para la carne están firmados”, aseguró.

Sin embargo, comentó que esto es distinto al protocolo de la soja. En primer lugar, porque se está hablando de una certificación privada y no de un protocolo. Según el dirigente de Inac, es una certificadora china que cumple los mismos servicios que otras certificadoras internacionales. La misma, a través de un memorándum de entendimiento, va permitir que Inac y la contraparte, China, establezcan los alcances de una certificación. Desde la perspectiva de Stanham, lo que interesa es conocer el alcance de la trazabilidad de Uruguay. Es importante destacar que esto no es exclusivo ni obligatorio.

Federico Stanham insistió en que la tendencia mundial es adoptar determinadas condiciones para comercializar los productos, y particularmente, los alimentos; “China le da un tremendo valor a la trazabilidad no sólo como un elemento de confianza sanitaria”, aseguró.

Además, señaló que Uruguay fue el primer elegido por la certificadora CCIC en China porque “ellos tenían interés en hacer esto”.

Si bien toda certificación tiene un costo, Stanham propone observar esto desde dos puntos de vista. En primer lugar, la experiencia australiana confirmó que la certificación de esta entidad “logra una reducción de los tiempos de internación en los puertos de China, porque ya va con el camino allanado”, dijo el presidente.

En segundo lugar, la certificadora “le está proponiendo a Uruguay poner en valor nuestra trazabilidad en los alcances que se definan. Así, en los nichos que se comercialice se podría valorizar más el producto uruguayo”, señaló.

El presidente de Inac explicó que no se busca agregar costos sino que busca agregar valor. “Lo primero que se dice es que esto es un coso más y que va impactar en el precio del ganado”, dijo. Sin embargo, aseguró que todas las dudas fueron planteadas y aceptadas.  

Escuche a Federico Stanham:

Otras Noticias