“Silencio” de Martin Scorsese

 “Silencio” de Martin Scorsese

Scorsese es un hombre de fe y lo ha demostrado claramente en algunos de sus títulos. También suele ser profundo y reflexivo. En “Silencio” narra la historia de dos jesuitas que debieron enfrentar las torturas infligidas por los inquisidores en el Japón todavía feudal del siglo XVII, en el que el cristianismo, y especialmente la religión católica, estaban prohibidos.

El realizador documenta minuciosamente, incluso con cierta morosidad, con imágenes pausadas y hasta eventualmente reiterativas,  las primeras peripecias de ese viaje, buscando hacer partícipe al espectador de ese itinerario pautado por la angustia y por el miedo. Cuando el drama estalla en la pantalla, Scorsese busca internarse en las profundidades del alma de sus protagonistas para reflexionar sobre la duda, el terror, la fe, la fortaleza y también las debilidades de la condición humana. No es un film sencillo. Cuenta con actuaciones sólidas, una excelente fotografía y una realización que no se permite concesiones. Fue también ignorado en la volátil votación del Oscar.

Otras Noticias