PICK 8 CON $ 2: Y UN CLASICO STUD BOOK QUE INVITA A ALMORZAR EL DOMINGO EN MAROÑAS

 PICK 8 CON $ 2: Y UN CLASICO STUD BOOK QUE INVITA A ALMORZAR EL  DOMINGO EN MAROÑAS

TURF PATRIMONIO

Si hay patrimonio de los uruguayos en materia deportiva indudablemente el Turf constituye en sí un valor de referencia en los albores del siglo XX cuando la actividad crecía fuertemente y significaba una de las principales atracciones para la familia, convocando las masas de todas las esferas sociales y económicas en torno al pura sangre de carrera.

Y si este patrimonio refiere al valor arquitectónico, pocos lugares en Uruguay resultan tan patrimoniales como el Hipódromo Nacional de Maroñas, de la calle José María Guerra, en el Barrio de Maroñas, allá donde originalmente se ubicaba la pulpería de Juan Maroñas.

Y el destaque es mayor aún si recordamos que a finales de los ’90 con el hipódromo cerrado después de atravesar una honda y prolongada crisis producto de manejos horrorosos y fraudulentos que no vienen al caso, Nicolás Storace, legislador del Partido Nacional en colaboración con el entonces presidente de la República Dr. Jorge Batlle redactaron la declaración de Monumento Histórico del edificio que albergó tantas glorias de cuatro patas (corrieron entre otros el argentino Yatasto uno de los mejores caballos de la región de todos los tiempos, el uruguayo Romántico el “petiso sin par” y otros de mayúscula clase que los caracteres no nos permiten incluir en este informe) y de ases de la fusta maravillosos ( entre ellos el “pulpo” Irineo Leguisamo, el más notable de todas las horas).

Sin contar innumerables personalidades de cada época en el arte, la política, la cultura, el deporte y la sociedad en general. Se le declaró como tal, se hizo rico patrimonio en piedra y ya desde allí su destino no podría ser otro que el de centro turístico (recordemos que algunos políticos plantearon derrumbar el edificio y construir viviendas). Desconociendo tal vez que de esta actividad viven más de 50.000 uruguayos, formando una amplia cadena productiva con mucha mano de obra insustituible por la tecnología.

El recuerdo en este día de los uruguayos tradicional de cada setiembre para los que lucharon a brazo partido, muchos de a pie, para velar por el Turf y sus trabajadores en horas de angustia. Entre ellos un hombre de esta casa que fue la voz del Turf en Radio Carve por más de 50 años, Don Alberto Montaño con su tradicional “Aquí Maroñas” y su periodismo comprometido siempre con la causa hípica y con la verdad. Vaya para Don Alberto, una leyenda viviente de nuestro Turf, nuestro más apretado abrazo, extensivo a su esposa e hijos.

Para hablar de este fin de semana, que tiene atractivos importantes, el siguiente informe en archivo de audio. Buen fin de semana de Patrimonio para todos los uruguayos.

Otras Noticias